7 °C
Cielos cubiertos

Novak Djokovic admitió errores en su declaración de viaje

Novak Djokovic admitió errores en su declaración de viaje

El tenista serbio culpó a su representante por los problemas con la documentación para ingresar a Australia. Reconoció que fue a una entrevista sabiendo que tenía coronavirus.
El futuro del tenista se define en estos días

El número uno del mundo se había llevado una victoria clave en la audiencia del lunes ante los representantes del gobierno federal de Australia, que había tomado la decisión de cancelar su visa y deportarlo. Pero fue otorgada una exención con el argumento de que Djokovic había tenido covid en los últimos seis meses: el positivo data del 16 de diciembre. Apenas aterrizado en el aeropuerto de Melbourne el serbio fue demorado por la Fuerza Fronteriza de Australia por no contar con la visa correspondiente para la exención. 

Estuvo cinco días aislado en un hotel de refugiados hasta que ganó la audiencia y pudo salir para entrenarse en Melbourne. Ahora, sin embargo, mientras espera que el gobierno federal no vuelva a tomar la decisión de deportarlo, Djokovic se enfrenta a sus propias verdades.

El 17 de diciembre, con el positivo confirmado, el serbio participó de una entrega de trofeos en el Djokovic Tennis Centre sin ningún tipo de cuidado sanitario ni distanciamiento social, rodeado de niños y sin barbijo. Un día después formó parte de una sesión de fotos del diario francés L'Equipe, también sin protección, en el marco de la entrega del premio de "Campeón de Campeones", en una extención de la postura que ya supo exhibir a mediados de 2020.

Este miércoles Djokovic rompió el silencio en torno a la polémica y admitió que el 16 de diciembre se sometió a un test de covid cuyo resultado conoció un día más tarde, después al evento de los niños en Serbia, y antes de acudir a la entrevista con el diario. "Me sentí obligado a acudir a la entrevista con L'Equipe para no dejar tirado al periodista, pero mantuve distancia social y utilicé barbijo todo el tiempo, excepto durante las fotografías. Al regresar a casa me aislé y reflexioné. Cometí un error de juicio y admito que debí posponer la cita", expresó en el comunicado

Ana Brnabic, la primera ministra de Serbia, dijo que si Djokovic participó de esos eventos públicos con la certeza de haber contraído covid es una "clara violación a las reglas". Para destacar: la pena máxima por infringir las normas sanitarias en Serbia es de tres años de prisión.


Mientras el jugador permanecía aislado en Melbourne, el presidente serbio Aleksandar Vucic pidió que cesara "el acoso al mejor tenista del mundo en el menor tiempo posible", declaraciones que generaron un cruce diplomático con Scott Morrison, el primer ministro australiano, que remarcó que Australia "tiene reglas fronterizas claras que no son discriminatorias". 

Ahora todo quedó en manos de Alex Hawke, el ministro de Migraciones, el brazo del gobierno que podría accionar para ponerle otro freno a Djokovic. El funcionario pudo haber convocado al serbio durante las cuatro horas después de la audiencia en Victoria pero optó por analizar el caso con mayor profundidad.

Finalmente se conoce que Djokovic jugó al tenis el 25 de diciembre en Serbia, se entrenó el 2 de enero en Sotogrande, Cádiz, y partió el 4 de enero desde Málaga hacia Melbourne vía Dubai, según el presidente del Comité Olímpico serbio Borizadr Maljkovic. 

“Sobre la declaración de viaje fue mi equipo el que la presentó en mi nombre, como les dije a los funcionarios de Migraciones cuando llegué, y mi manager se disculpa por el error administrativo de marcar la casilla incorrecta sobre mi viaje anterior a venir a Australia. Fue un error humano y no deliberado", se justificó el número uno. 


 


Aparecen en la nota:
Novak Djokovic coranavirus Australia migraciones Melbourne
Comparti esta nota

Comparti esta nota


Todos Los Derechos Reservados © 2022 GrupoPost.com